1952-2022 | 70 AÑOS

Sé parte de la historia viva de ACDE

Reproducir vídeo
MIRÁ EL VIDEO CONMEMORATIVO

Hitos destacados

Recorré los hitos de nuestra historia

Una reflexión en los 70 años de ACDE

Por Daniel Martini

Cuando una institución como ACDE llega a un aniversario redondo, surge la necesidad de volver a su pasado. Y salvo para quienes están especialmente interesados en la historia, éste resulta un movimiento inquietante. “Miremos para adelante”, “la historia está bien, pero lo importante es el presente y sobre todo el futuro”… Casi como si se tomará literalmente aquello de Jesús, “dejen que los muertos entierren a sus muertos”, con el que rechazaba toda excusa para la radicalidad del seguimiento. Está la tentación de pensar que no hay link, no hay vínculo entre aquel pasado y aquellos hombres, con nuestra realidad presente.
 
El Papa Francisco no piensa así. Y en cada ocasión que puede, hace referencia al valor de la memoria. En noviembre pasado, sin ir más lejos, fue a celebrar misa en el Hospital Gemelli para la ocasión de los 60 años de la inauguración del Policlínico universitario. Su homilía y algunas de sus frases nos vienen bien al momento de iniciar este año de “re-cordación” de los 70 años de nuestra Asociación.
 
“Recordar significa ‘volver con el corazón’. En las prisas de hoy, entre miles de carreras y continuos afanes, estamos perdiendo la capacidad de volver al corazón, es decir, el recuerdo, la memoria. Sin memoria se pierden las raíces, y sin raíces no se crece. Nos hace bien alimentar la memoria de quien nos ha amado, sanado, aliviado”.
 
“Pero ¿cómo funciona nuestra memoria? Simplificando, podemos decir que recordamos a alguien o algo cuando nos toca el corazón, cuando se liga a un afecto particular o a una falta de afecto. Entonces, el Corazón de Jesús cura nuestra memoria porque nos lleva al afecto fundacional. La enraíza en una base más sólida. Cada vez que escuchamos al Corazón, nos descubrimos ‘enraizados y fundados en la caridad’, como dijo el Apóstol Pablo”.
 
También podemos cultivar entre nosotros el arte del recuerdo, haciendo tesoro de los rostros que encontramos.Son recuerdos de amor y ayudan a nuestra memoria a encontrarse a sí misma. Que nuestra memoria se encuentre a sí misma. Una palabra fraterna, una sonrisa, una caricia en el rostro: son recuerdos que se quedan dentro, que hacen bien al corazón. ¡No olvidemos la terapia del recuerdo! Hace mucho bien”*.
 
En la mirada del Papa, la memoria es volver con el corazón al “afecto fundacional”.Y esto me hizo recordar a aquello que, en el Apocalipsis, el Espíritu le dice a las iglesias: “Yo conozco tus obras, y tu arduo trabajo y paciencia; y que has trabajado arduamente por amor de mi nombre, y no has desmayado. Pero tengo contra ti, que has dejado tu primer amor. Recuerda, por tanto, y haz las primeras obras” (Ap. 2,2 y ss).
 
Recordar es la primera tarea del que lleva muchos años trabajando arduamente, para poder volver al primer amor. Por eso el Papa incluso habla de una “terapia del recuerdo”. El recuerdo hace bien al corazón. Nos permitirá “atesorar”(hacer propio el tesoro) rostros, personas, acontecimientos en los que -aunque de una manera misteriosa, pero real, como la sabia que nutre todo el árbol desde su raíz y hasta la última hoja- hemos sido amados. Sí. Quienes están hoy en ACDE joven, por ejemplo, fueron amados por quienes la fundaron hace más de 30 años. Todos hemos sido amados por aquellos 67 fundadores y en sus rostros, sus historias, sus palabras, sus reflexiones, sus obras, nos sentiremos convocados a volver con el corazón al “afecto fundacional”, que es como volver el primer amor: llevar el mensaje de Cristo y los valores del pensamiento socialcristiano a todos los hombres y a todas las empresas, con la misma pasión con la cual tantos hombres y mujeres han vivido su pertenencia a ACDE a lo largo de sus 70 años de historia. 
 

*Extractos de la homilía que pueden ayudarnos a esta reflexión. Se puede consultar haciendo clic acá.

Historia institucional

Impacto en la acción empresarial

Introducción por Graciela Martini

Vosotros, hombres de negocios, en su mayoría cristianos, debéis ser los artífices de una sociedad más justa, pacífica y fraterna. Sed hombres y mujeres de ideas dinámicas, de iniciativas geniales, de sacrificios generosos, de firme y segura esperanza. Recordad que con la fuerza del amor cristiano conseguiréis importantes objetivos… Sed solidarios entre vosotros y sedlo también con los demás sectores de la comunidad, que comparten vuestros problemas, vuestros sacrificios y vuestras esperanzas; y sedlo en bien de vuestra querida patria”. 
Mensaje de Juan Pablo II a los empresarios argentinos. Luna Park, 11 abril 1987

La conmemoración de una nueva década de ACDE tiene, en esta ocasión, un significado especial: que la “Rememoranza 70 años” se convierta en la “Historia Viva” de ACDE. Una invitación a abrir las puertas de su historia desde nuestra visión del hoy otorgándole -a esa valiosa, vasta y diversa recolección de historias, actividades, testimonios, narrativas, reflexiones y compendios doctrinales- la posibilidad de continuar recreándose en la misión y accionar, actual y futuro de nuestra asociación.

Es este contexto, el impacto de ACDE en la acción empresarial surge como uno de los principios fundacionales más relevantes de su trayectoria desde sus orígenes, encarnado en la figura de Enrique Shaw como un empresario comprometido no solo con el desarrollo humano de sus empleados sino también con el ámbito empresarial y con la vida institucional del país.

Para ejemplificar esta huella viviente en la historia de la asociación, se identificaron aquellos hitos significativos con gran impacto positivo en el ámbito de las empresas y del trabajo, no solo en la comunidad de ACDE sino especialmente, hacia la sociedad y los dirigentes de empresa en su conjunto.

Hay un lazo común que subyace en estos hitos y resalta la identidad de ACDE: su propósito fundacional de apuntar a la transformación de la cultura empresarial basada en valores según los principios de la Doctrina Social de la Iglesia. 

Ese hilo conductor hilvana estos eventos relevantes destacando el compromiso de los numerosos socios y vinculados que participaron de las actividades, generando un fuerte impacto a nivel individual de los dirigentes cristianos, fortalecidos en su fe y, a la vez, conservando una mirada ecuménica para una genuina integración de distintas visiones enriquecedoras. Más aún, la impronta del accionar de la asociación a nivel empresarial se ha traducido de manera cierta y palpable en sus programas, encuentros anuales y diversidad de intervenciones de sus socios, hacia el interior de sus empresas y hacia la sociedad, con sus testimonios cristianos que han sido fuente de inspiración a lo largo de las siete décadas que componen su historia.

La acción empresarial de ACDE siempre estuvo ligada al contexto político, económico y social que dio el marco referencial a sus lineamientos: de cómo los dirigentes de empresa podían vivir su vocación emprendedora junto a su fe cristiana. Esta inspiración transformadora basada en valores -legado de sus fundadores- ha sido el componente clave en la interpretación del contexto país, en cada momento de la historia donde se desarrollaron estos hitos de impacto en el accionar empresario. 

La Misión Empresarial en 1993, el documento Visión 2010 del 2002, los Encuentros Anuales desde 1985 junto con las Jornadas del Grupo Joven, el PRODIEM -Programa de Ética y Valores- en la década del 2000 entre otros, sumado a la última iniciativa de gran convocatoria dirigencial que fue el Compromiso Personal Empresario en 2016, fueron respuestas de ACDE a los complejos contextos de la Argentina. No solo para fortalecer la persona del dirigente de empresa en sus dilemas éticos de las prácticas empresarias sino también como señal de compromiso de la institución hacia la sociedad, en esas difíciles realidades de alta inestabilidad política y crisis económica y social que han marcado a nuestro país.

Las puertas de la Rememoranza ACDE 70 están abiertas. Te invitamos a recorrer sus páginas a través de las palabras, narrativas y testimonios de sus líderes y participantes, y a ser parte de la Historia Viva de ACDE. Esta visión de la historia desde el hoy y hacia el futuro, seguirá enriqueciendo y profundizando el impacto de nuestra institución en todos los ámbitos de nuestro quehacer profesional como dirigentes cristianos. Y de esta forma, la Historia de ACDE seguirá su camino de vida hacia nuevas formas de representación de su Misión y transformación de la cultura empresarial al servicio del bien común.

Asesores doctrinales

ACDE y la Iglesia Católica

ACDEs del interior

Revista Empresa

Enrique Shaw

Presidentes de ACDE

En esta sección compartimos frases destacadas de aquellos que forman parte de la historia viva.